Todo sobre pilates

1 Nov

Stott Pilates Instructor TrainingInventado por Joseph H. Pilates a inicios de los años 20 del siglo XX, surgió el método Pilates. Se trata de un grupo de ejercicios que tienen como objetivo ejercitar la mente y el cuerpo, puesto que, gracias a su práctica, se pueden obtener numerosos beneficios. No solo la condición física se ve favorecida con el Pilates, sino que, además, la concentración y la capacidad de control también se ven notablemente mejoradas. Al método Pilates también se le conoce como “contrología” y la creación de esta alternativa fitness tiene aspectos muy interesantes.

Por medio de la mezcla de tradiciones occidentales y orientales, Pilates logró armar una rutina que incluye más de 500 ejercicios. Flexibilidad y calma- cualidades de Oriente-, se combinan con el tono muscular y la fuerza- aspectos de Occidente-, para crear un método genial de acondicionamiento físico. Y aun cuando en cierta manera el método Pilates podría ser reducido a 34 ejercicios básicos, a partir de ellos se deriva una infinidad de combinaciones y rutinas. Cada ejercicio trabaja un específico ángulo anatómico y una palanca fisiológica concreta y se ha de llevar a cabo siempre en armonía con el ritmo de la respiración.

Practicar Pilates precisa de una concentración total en los movimientos que se están llevando a cabo. Es un método sumamente intenso y de gran efectividad que deriva en grandes beneficios para la musculatura. No obstante, estas consecuencias positivas no son lo único que ha difundido tanto su práctica. También tiene que ver la promoción que le han hecho estrellas de la farándula como Jennifer Aniston, Kate Moss, Sharon Stone o Melanie Griffith.

El método Pilates puede ser considerado como parte del conjunto de los ejercicios anaeróbicos, esto es, aquellas prácticas físicas que se desarrollan de manera breve y que implican sobre todo, mucha fuerza. El propósito principal de los ejercicios anaeróbicos con es la quema de calorías, sino más bien, el reforzamiento de la musculatura y un aumento de la flexibilidad, el control y la fuerza de nuestro cuerpo.

No obstante, como acontece con cualquier ejercicio físico, implica un incremento en el gasto energético y por lo tanto, también ayuda a mantener un peso balanceado. Es tiempo de comentar acerca de los principios elementales del método Pilates, los cuales son seis y todos ellos de gran relevancia: concentración, control, fluidez, respiración, precisión y centro. Justamente con este último principio, el Pilates se refiere a una parte determinada del cuerpo conocida como “centro de la fuerza”, o “mansión del poder”.

Tal zona la conforman los músculos abdominales, la base de la espalda y los glúteos. Lo que se busca es que, por medio de su fortalecimiento, se ejercite la totalidad del cuerpo. Buena parte de los ejercicios del Pilates se llevan a cabo a través de suaves y lentos movimientos y con el apoyo de aparatos diseñados de modo específico para tal disciplina. En todos estos movimientos, se busca obtener la mayor precisión que se pueda controlando la respiración, alineando de manera correcta el cuerpo y por supuesto, por medio de la concentración. De este modo se dejan de lado los movimientos demasiado violentos o poco controlados, que pueden ser dañinos para el organismo en su conjunto.

El propio Joseph Pilates afirmaba que con tan solo diez sesiones se nota la diferencia y en treinta cambia positivamente la estructura corporal. Quienes practican con regularidad los ejercicios de Pilates, afirman que con este método se obtienen notables mejorías, en la tonalidad muscular.

Sin embargo, este no sería el beneficio principal de los ejercicios que les comentamos, puesto que sus seguidores destacan también, otras ventajas: por ejemplo, aportan fuerza y mucha vitalidad; nos proporcionan una mayor destreza, flexibilidad, agilidad y coordinación de los movimientos; una figura bastante más estilizada; un más profundo autoconocimiento corporal; varias mejoras en los sistemas linfático y sanguíneo, etc.

Pero hay que tomar en cuenta también que no todo son cosas positivas con relación al método Pilates. Algunos de los detractores de esta alternativa fitness, la critican porque según ellos, los ejercicios de este método no tienen nada especial, que no han evolucionado mucho desde que fueron inventados y que además, solo son populares por la promoción y el marketing que han recibido por parte de los famosos, De acuerdo a estos críticos, la gente tiende a asociar a los ejercicios Pilates con la gente de gran status económico.

Pero en realidad no es exacto lo que comentan los críticos mencionados, ya que con el paso del tiempo han aparecido algunas modificaciones de gran relevancia en los ejercicios que incluye. Existen por ejemplo, dos grandes clases de ejercicios Pilates: unos utilizan máquinas y los demás no lo hacen. En lo que se refiere a estos últimos hay que ponderar los ejercicios de trapecio, sillas, barriles, y reformer, entre varios otros más. De entre los que no usan máquina hay que mencionar el Pilates Matt o Pilates en suelo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: