Cuidado con los amigos que orientan en el gym

19 Sep

Los humanos somos seres sociales. Aunque existan individuos que gustan de la soledad, de manera general nos agrada estar acompañados. Así también, nos gusta acudir al gimnasio en compañía de un amigo, un familiar o nuestra pareja. Esto último es algo, positivo y divertido, puesto que nada ni nadie como un amigo para despertarnos la motivación en el fitness. Sin embargo, hay que tener cuidado con los consejos y recomendaciones que nos dan los amigos cuando acudimos a un gimnasio.

Al asistir al gimnasio para entrenar con alguien, es normal que tal persona,  si lleva más tiempo en el fitness que nosotros, actúe a manera de orientador o guía.  Este amigo o conocido nos orienta en las diferentes rutinas, nos hace comprender las distintas técnicas, las repeticiones que debemos hacer, etc., Por lógica, si se trata de un instructor profesional, esto es muy valioso, puesto que prácticamente tenemos un entrenador personal para nuestro provecho fitness.

Pero si este no es el caso, y generalmente así sucede entonces lo que conviene es tener cuidado con los consejos que nos dan los amigos en el gimnasio. Porque si este amigo basa sus consejos en lo que le han platicado. (Sin recordar quien y porqué), o en el programa de ejercicios que a él le conviene) (que no tiene por qué sernos provechoso a nosotros) o en los que ha leído en alguna revista de culturismo, es muy sencillo que uno aprenda la técnica y práctica de los ejercicios de manera equivocada.

Pero además el problema no se detiene en eso sino que además, nociones tan básicas como el número de repeticiones que se deben efectuar, los periodos de repaso, el tiempo de tensión que se debe guardar al hacer los ejercicios, se aprenderán de manera equivocada, de manera mecánica, casi sin saber que beneficio se obtiene de ello.

Esta clase de fallas ocasionan, por ejemplo, que existan personas que tienen mucho tiempo con sus entrenamientos, pero que no obtienen beneficio alguno de ello, o bien, que consiguen beneficios escasos. Pero lo peor es que siguiendo los consejos equivocados de un amigo, se tiene una mayor oportunidad de sufrir lesiones. Pero en este caso, el único responsable no es el amigo, es decir, quien solo intenta compartir lo que sabe. El responsable también es, quien sin intentar conocer más del asunto, al repetir de manera ciega la recomendación, hace las cosas sin pensar.

La verdad, lo mejor es escuchar amablemente al amigo, pero guiarse en los entrenamientos por el instructor del gimnasio. Esta es la única manera de avanzar en el fitness. Detalles como la ropa deportiva que se debe usar, como los leggings, pants., shorts, o el calzado deportivo más adecuado para nuestros objetivos, solo nos los puede resolver un experto en la materia. Los amigos son una espléndida fuente de motivación, pero para crecer como culturistas o como atletas, hay que orientarse debidamente.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: