Culturismo y genética

14 Sep

2La rapidez con la que crezcan los músculos, el tiempo indispensable para alcanzar una figura de músculos marcados, son aspectos que interesan a quienes practican esta disciplina de gimnasio. Pero, en última instancia ¿Cómo saber si nuestro cuerpo tiene la tendencia a aumentar su masa muscular y por lo consiguiente, si es posible moldearlo? La pregunta se relaciona con la cuestión de cómo quemar grasa corporal y al mismo tiempo incrementar la masa muscular. Y es que muchos aficionados realizan numerosas repeticiones de cada ejercicio, en combinación con una dieta rigurosa, además de completar extenuantes entrenamientos, pero sin resultados patentes.

Quienes proceden así, piensan que tarde o temprano conseguirán un físico parecido al de las estrellas de cine o los deportistas más famosos. Lo cierto es que por más que se esfuercen esto no sucederá así, porque la genética tiene mucho que ver en ello. Cada persona puede modificar su estructura muscular, pero solo en la medida en que sus características genéticas se los permiten. Uno debe ser consciente acerca de qué tipo de complexión muscular se tiene.

Para comprobar lo anterior basta con medir la circunferencia de nuestra muñeca. Una persona ectomorfa cuenta con muñecas de menos de 17.8 centímetros de circunferencia; una mesomorfa de 17.8 a 19 centímetros; pero también hay personas endomorfas, con muñecas con una circunferencia mayor a los 19 centímetros. Uno puede calcular esta división inclusive sin cinta métrica: basta con tomar una de nuestras muñecas con los dedos pulgar e índice de la otra mano. Los ectomorfos pueden unir sin problemas los dedos alrededor de la muleca; los mesomorfos, lo harán con un poco de dificultad y los endomorfos no podrán completar esta acción.

Por lo que se refiere a las proporciones corporales, los ectomorfos exhiben medidas de cintura, pecho y caderas, casi iguales; los mesomorfos, poseen una cintura angosta y la las medidas del pecho iguales o mayores a las caderas; finalmente, los endomorfos tienen la cintura más ancha que el pecho y las caderas. Hay excepciones por supuesto, ya que estas medidas son particulares de complexiones corporales extremas, es decir, sin términos medios. También hay que considerar que estas referencias son para personas que no practican ejercicio alguno.

Pero la posibilidad de modificar nuestra figura no depende solamente del somatotipo. Quienes incrementan más fácil su masa muscular, poseen grandes niveles de testosterona, son bajos de cortisol y una alta sensibilidad de los músculos a las proteínas y la insulina.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: