Delgadez y gimnasio

6 Sep

weight+lossEn una investigación reciente, expertos en nutrición deportiva hallaron que en el periodo del 2000 al 2008, el número de adolescentes entre 12 y 19 años con problemas de pre-diabetes o diabetes se incrementó de 9 a 23 por ciento. En este mismo estudio, llevado a cabo con 3,383 niños y adolescentes en un rango de edad de 12 a 19 años, el hallazgo más asombroso fue que 13 por ciento de los pequeños con un peso dentro de lo normal, eran pre-diabéticos o diabéticos. Un porcentaje de 37 por ciento de los niños con peso normal, exhibían uno o más causales de complicaciones cardiovasculares, como por ejemplo, presión arterial elevada o altos niveles de colesterol.

Esta circunstancia es algo verdadero, tanto para los niños como para los adultos. Mucha gente con sobrepeso sufre de prediabetes, pero también lo hacen adultos con un peso normal. Se trata de una condición muy singular: son personas de peso normal, pero con problemas en su metabolismo propios de los obesos, con los mismos riesgos de enfermedades. ¿Cómo es posible que suceda esto y de qué manera puede ayudar a solventar ese problema, hacer ejercicio en el gimnasio?

Un mito persistente en la nutrición fitness, es el de que todas las calorías son iguales. De esta manera con tan solo comer en menor cantidad y haciendo ejercicio, uno será una persona saludable. No obstante, la verdad es que la biología humana es algo más compleja. Mil calorías obtenidas de papas fritas y mil calorías conseguidas de brócoli son procesadas de manera diferente por el organismo.

Si uno tiene una constitución delgada o con esta falsa obesidad, es realmente importante hacer ejercicio y seguir una dieta sana. Desarrollar ejercicios incrementará nuestra masa corporal magra, optimizará el metabolismo y elevará la energía personal. Las rutinas cardiovasculares son magníficas vías para quemar grasa y tonificar la musculatura. Hay que realizar por lo menos media hora de ejercicios cardiovasculares al día, así como dos o tres sesiones de trabajo de fuerza a la semana. El cardio puede llevarse a cabo dando sencillas caminatas, siempre y cuando se efectúen a un ritmo que nos haga sudar y poner a prueba nuestro ritmo cardiaco. Para lo que se refiere al trabajo de fuerza, lo mejor es el levantamiento de pesas o tomar clases de pilates o de yoga. La dieta que se sigue debe de ser generosa en alimentos naturales, con abundantes frutas y verduras frescas.

 

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: