Los tiempos del fitness y el culturismo

22 Aug

800px-Aerobic_exercise_-_public_demonstration05El culturismo es una disciplina de gimnasio bastante ardua. Implica una gran disciplina, mucha dedicación, constancia, entusiasmo y como veremos en lo que sigue, también bastante paciencia. El fitness y el culturismo tienen sus propios tiempos, sus ritmos particulares que debemos aprender a conocer y reconocer. Apresurar o retrasar la natural evolución del desarrollo físico, podría ser una apuesta demasiado arriesgada por los nocivos efectos que conlleva.  Por razones y motivos que comentaremos en lo que sigue, lo más juicioso es respetar los tiempos del culturismo, para así evitar cualquier complicación física o para no abandonar el fitness por impaciencia.

De apresurar demasiado el ritmo con el que se entrene, se corre el riesgo de sobre entrenarse, sufrir lesiones o abandonarlo todo por el cansancio y la excesiva presión. Muchas personas interesadas sinceramente en el deporte y en el acondicionamiento físico, por su excesivo entusiasmo, siguen un ritmo excesivo, extenuante y desgastante. Hasta que en poco tiempo agotan sus fuerzas y ganas de acudir al gimnasio para trabajar sus músculos y sus articulaciones. La única salida entonces es dejarlo todo y seguir con un estilo de vida de excesos y sedentarismo.

Pero no respetar los ritmos del fitness y el culturismo, también se da en el extremo opuesto, es decir, siguiendo una intensidad demasiado ligera, demasiado relajada. Numerosas personas adolecen de esta problemática: se toman demasiado a la ligera su acercamiento al fitness, van al gimnasio un día sí y otro no; no siguen su dieta al pie de la letra y la rompen continuamente; no utilizan la ropa deportiva necesaria para entrenar, por ejemplo, corriendo con mezclilla en lugar de hacerlo con unos buenos leggings o una blusa, etc. Difícilmente se puede avanzar en el fitness de esta manera. La consecuencia de no respetar los ritmos del fitness de esta manera, con el tiempo, es la pérdida de interés y el abandono.

Por lo consiguiente no hay como seguir nuestros entrenamientos y sesiones de trabajo físico al pie de la letra, dándole tiempo al cuerpo de que se recupere de cada ejercicio llevado a cabo, pero completando los programas de entrenamiento, y respetando meticulosamente lo programado en la dieta que se siga. Esa es la manera más aconsejable de respetar los ritmos particulares que tiene el culturismo, para dejar que vaya aumentando o tonificando la musculatura de manera natural y paulatina. La salud y el apego por las actividades físicas precisa de este modo de actuar: honesto y juicioso.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: