Entrenando en rangos parciales

17 Jul

Hay mucho que decir acerca del problema del estancamiento en el gimnasio. Afortunadamente existen varias técnicas para combatir esta complicación. Una de las más eficaces es la de utilizar rangos parciales, esto quiere decir, realizar solo una fracción del rango completo del ejercicio. Y si bien entrenar en rangos parciales realmente nos puede ayudar a superar situaciones de estancamiento, el abuso de técnica puede derivar en graves riesgos.

Los rangos parciales deben ser usados siempre como rutinas paralelas y complementarias al trabajo de rango completo y no la base de la actividad fitness, por mucho que la gente observe que así se maneja un mayor peso. En lo que sigue, vamos a mencionar algunos de los aspectos más positivos del entrenamiento de rango parcial.

Lo primero es que nos permite trabajar con pesos más grandes, lo cual acelera el desarrollo y tonificación de la musculatura. A continuación cabe destacar la manera en que nos permite trabajar un rango de movimientos específico, con relación a un deporte determinado. Los entrenamientos en rango parcial nos dejan perfeccionar el rango más débil, para que más adelante, se pueda incrementar el nivel de carga en el rango completo.

Otro punto a favor del entrenamiento de rango parcial, es que se centra, por lo general, en el rango más fuerte. De manera que, al trabajar el rango completo tenemos que manejar el rango más débil, y así es posible que el punto de mayor fortaleza, no este presentando el estímulo más adecuado.

Por lo que se refiere a los puntos negativos, estudios científicos desarrollados con atletas profesionales, nos hacen que la sentadilla completa, era más beneficiosa para los registros, que los rangos parciales. Lo anterior contradice aquella idea de tantos entrenadores de que se deben manejar rangos superiores a los normales en el deporte.

Además, trabajar exclusivamente rangos parciales podía provocar una desestabilización general del deportista, afectando su flexibilidad y su rendimiento. Lo anterior se acentúa si no se entrena en condiciones adecuadas, por ejemplo, si no se porta la ropa deportiva para dama o para caballero más conveniente, según sea el caso.

En resumen: manejar rangos parciales puede resultar útil para superar situaciones de estancamiento, y así continuar el progreso culturista. Pero nunca debe ser un sustituto permanente del entrenamiento de rangos completos y menos aún, ser tomado como la base de nuestros entrenamientos cotidianos.

Recomendamos tomar en cuenta todas estas recomendaciones acerca del entrenamiento en rangos parciales y en rangos completos, puesto que cada una tiene su particular razón de ser y objetivos bien específicos por cumplir.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: