Necesidades nutricionales del culturista

4 Jul

La relevancia de una alimentación conveniente es un factor bien conocido por los deportistas y sus entrenadores. Para quienes se dedican a las competencias deportivas, alimentarse bien o no hacerlo puede determinar la posibilidad de romper una marca o quedarse en el intento.  Para quienes solo se dedican al deporte como un mero pasatiempo o con el objetivo de mejorar su silueta o su estado de salud, el propósito de seguir una alimentación adecuada se relaciona con solventar sus requerimientos nutricionales y también con evitar los excesos en grasas y calorías.

Por lo consiguiente, es capital que las personas dedicadas a la práctica de una actividad deportiva se alimenten de manera correcta. Las necesidades de nutrición deportiva tienen mucho que ver con la edad del deportista, el estilo de vida que siga el atleta, y en especial el tipo de actividad deportiva que lleve a cabo con regularidad. La dieta que siga un deportista debe de ser por demás equilibrada para obtener un beneficioso rendimiento atlético. La ingesta calórica debe de solventar los requerimientos internos del organismo y posibilitar que el deportista tenga el peso más adecuado para su mejor condición física y para desenvolverse con éxito en su particular disciplina.

En lo que se refiere a las proteínas, estas deben de proporcionar al atleta un porcentaje del 10 o 15 por ciento de su energía. Se entiende por qué algunos deportistas exageren en la ingesta diaria de proteínas, pero en realidad, las necesidades nutricionales de esta variedad no superan los 2 gramos de proteína por kilogramo de peso, al día. Para solventar la necesidad de proteínas, basta con consumir de manera razonable huevos, carne, pescado y productos lácteos varios.

Otros elementos esenciales para las necesidades nutricionales de un culturista, son los minerales, las vitaminas, los hidratos de carbono, el agua y las grasas. En lo que respecta a estas últimas, la ingesta recomendable de grasas para los culturistas debe de manejarse entre un 30 a un 35 por ciento de las calorías totales que consume al día. Tanto la ingesta en exceso de alimentos ricos en grasas, como un déficit nutricional de las mismas, puede derivar, no solo en un bajo rendimiento por parte del atleta, sino además en nocivos efectos para el organismo de quien las deja de consumir.

Si en cambio se consumen grasas en exceso, se obtiene un rendimiento físico menor y se presentan problemas de obesidad, digestivos y de orden cardiovascular.

 

 

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: