Rutinas isométricas para los músculos

29 Jun

Las rutinas isométricas son beneficiosas para reafirmar la estructura muscular del cuerpo. Los ejercicios de esta clase integran un sistema novedoso y muy eficaz para incrementar la masa muscular, así como también para la tonificación y el desarrollo pleno de la fuerza corporal. Mucha gente se vale de las rutinas isométricas para los músculos para incrementar su rendimiento físico y sus posibilidades deportivas.

Los músculos pueden desenvolverse de una manera estática o dinámica. A la estática se le denomina también como contracción isométrica. Este último término deriva del griego “iso” que quiere decir “igual” y “métrica”, es decir, “medida”. La tensión de los músculos se incrementa, aun cuando no haya movimientos significativos en las superficies articulares. Un ejemplo excelente para comprender esta dinámica es cuando alguien levanta una maleta frente a su pecho.

Lo mejor del método isométrico en el fitness se relaciona con que, en un tiempo breve, se logra un entrenamiento de elevada calidad muscular. De la misma manera, es aconsejable desarrollarlo sin necesidad de poseer un equipo deportivo, logrando estimular los grupos musculares más significativos.

El método fitness estático, es una vía de tonificación muscular, fundamentado en los principios de la fuerza isométrica. Este último implica conservar una postura sin que exista movimiento alguno, al tiempo que se incrementa la tensión muscular en las áreas estimuladas. El entrenamiento de fuerza relacionado con el método estático consiste en un sistema de rápidos resultados para tonificar los músculos, que se vale de la contracción isométrica para conseguir los mismos o mejores resultados que nos ofrecen los ejercicios convencionales. La diferencia principal con relación a las rutinas isométricas, es que, estas últimas nos dan mejores resultados en menos tiempo.

Por lo consiguiente, la fuerza isométrica puede manejarse de dos formas diferentes. La primera implica manejar una postura y ocasionar una tensión a grandes proporciones, de manera voluntaria, a lo largo de 6 o 10 segundos. Esto puede lograrse empujando una pared, por ejemplo. Así, se consigue implicar en el esfuerzo a un mayor número de fibras musculares.

También tenemos el método hasta la fatiga total. Es interesante porque nos obliga a mantener una posición estática permitiendo que los músculos involucrados lleguen a su completo agotamiento, sin que importe el tiempo total empleado en ello.

Es recomendable practicar el método isométrico tres veces a la semana, pero siempre en diferentes sesiones de entrenamiento. Se debe aumentar con rapidez la fuerza de los músculos, mejorar nuestra postura y experimentar otros beneficios.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: