¿Qué es la resistencia atlética?

15 Jun

La resistencia física o atlética es una de las cuatro principales capacidades corporales de mayor importancia. Deseamos ponderar aquí aquella que nos da la posibilidad de llevar a cabo cierta actividad durante el mayor tiempo que sea alcanzable. Se pueden distinguir las diferentes clases de resistencia de acuerdo a si activa una zona corporal o todo el cuerpo en su conjunto. A la primera se le conoce como resistencia local y a la segunda como resistencia general. Otra vía de distinción es la de si la resistencia es aeróbica o bien anaeróbica.

Vamos a hablar en primera instancia acerca de la resistencia aeróbica. La resistencia atlética de esta clase se consigue por el trabajo del metabolismo respiratorio y el físico, que llevan a cabo las células musculares. Ellas lo desarrollan por medio de combustiones, esto es, por reacciones químicas a partir del oxígeno. Es a través de esta reacción que las grasas, el glucógeno, las proteínas que se almacenan con los músculos entran en un proceso de oxidación.

Lo anterior se presenta al llevar a cabo esfuerzos mayores a los 3 minutos manteniendo una frecuencia cardiaca de 150 a 170 pulsaciones por minuto. La resistencia aeróbica consiste en realizar esfuerzos prolongados a intensidades medias o bajas. Tales esfuerzos se  consiguen sosteniendo un balance entre los aportes de oxígeno y su consumo cotidiano. Por tal motivo se devine a esta clase de resistencia como aeróbica. Tener una resistencia atlética de esta clase, es una cualidad que nos permita desarrollar esfuerzos de prolongada duración, así como también tentativas de distintas en lapsos de tiempos muy dilatados, puesto que la resistencia aeróbica es indispensable tanto para un corredor de fondo, como para un saltador de vallas.

Es tiempo de comentar acerca de la resistencia anaeróbica. Se trata de un tipo de resistencia que resulta tan potente que, no es posible obtener todo el oxígeno indispensable para el cuerpo. Por esta última circunstancia, el atleta se presenta ante una deuda de oxigenación. Por lo consiguiente, se tienen por anaeróbicos a los ejercicios que por su intensidad, no pueden sostenerse por más de 3 minutos.

Por otra parte, hay dos clases de resistencia anaeróbica: la resistencia anaeróbica láctica, con esfuerzos de gran intensidad y corta duración, además de una presencia de oxígeno muy reducida y la resistencia anaeróbica láctica.  Esta última se relaciona con los esfuerzos de escasa intensidad y una duración media, que van desde los 15 segundos a los dos minutos. El uso de sustratos energéticos deriva en ácido láctico que al acumularse causan fatiga invariablemente.

La resistencia se obtiene por medio del metabolismo respiratorio y físico, el cual efectúan las células musculares por medio de combustiones, esto es reacciones de tipo químico en un ábmbito de oxígeno.

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: