LAS VERDADERAS DIETAS

19 Nov

En algún momento de mi vida, me tocó ser el  “gordito”, hasta que me cansé de escucharlo y comencé a realizar ejercicio.

diet_girlEl tiempo pasaba y no lograba cambios muy radicales.   Definitivamente mi condición física mejoró.  En realidad muchos no podían creer que pudiera saltar, correr y jugar un partido de basquetbol sin descansar.  Pero no lograba bajar del todo la panza, ni la exceso de grasa en mi cuerpo.

Al pensar un poco, noté que no hacía dieta.  Comía lo que se me antojaba, a la hora que se me antojaba.  Y siguiendo los consejos de medio mundo, comencé a hacer dieta, para ver si ese era mi problema.

Me topé con infinidad de remedios caseros y otros supuestamente profesionales.  Dejé de comer cuanto pedían e incluso pensé que comiendo pura verdura lograría mi objetivo.  Pero sólo logré una cosa, sentirme mal físicamente, debilitarme y obtener la peor gastritis que pude imaginar.

Hoy en día, existen infinidad de remedios, dietas, medicamentos, fajas, tratamientos y cuanta cosa podemos imaginar para ayudarnos a bajar de peso.  Las exigencias de la sociedad también son mayores, desde los alimentos que nos ofrecen hasta el tipo de ropa que debemos utilizar.

A lo largo del camino me he topado con mujeres que juran que los leggins las harán más delgadas y que piensan que se ven magníficas en ellos.  Como si usarlos fuera a ocultar o eliminar la grasa como por arte de magia.  Me he topado con hombres que gastan enormes cantidades en ropa deportiva que supuestamente brinda mejores resultados, como si en verdad un pedazo de tela fuera a cambiar nuestro estado físico.  Y me he topado con gente que invierte la mitad de su sueldo en medicamentos o complementos alimenticios que les harán el milagrito de conseguir el cuerpo perfecto.   Ni los leggins ni  la ropa deportiva cambiarán nada.

La realidad es que tenemos una pésima alimentación.  Creemos que no comiendo nos hacemos un favor, que una pequeña bolsa de papas no nos hará nada, que pedir sustituto de azúcar es sumamente sano y que el refresco light no nos engordará.  Y estamos completamente errados.

De nada servirá toda la actividad física imaginable, si no nos alimentamos correctamente.   Y alimentarse correctamente implica comer las cantidades necesarias de cada grupo alimenticio que le brindará a nuestro cuerpo las sustancias que necesita para funcionar correctamente.

diet

Algo que me funcionó en particular, es realizar cinco comidas en vez de tres.  De ésta manera ayudé a mi metabolismo, además que disminuí la cantidad de comida que ingería cada vez. Claro que me daba mis gustitos, pero pasaron de ser diarios, a cuando mucho 2 veces por semana o eliminados por completo.

Lo que es muy cierto, es que sólo no pude.  Tuve que acercarme a un especialista que me ayudó a establecer una dieta balanceada que me permitiera comer lo adecuado, en la medida correcta.

La verdadera dieta, es la que te corresponde a ti, a tu cuerpo. Consulta a un experto.

About these ads

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

%d bloggers like this: