CUIDADO CON LAS LESIONES

19 Nov

Toda actividad física es buena y necesaria y debería formar parte fundamental en nuestras vidas.  Pero para todo existe un límite y es que en ocasiones llevamos a nuestro cuerpo a situaciones sumamente exigentes y a realizar esfuerzos más allá de las posibilidades de nuestra condición física.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En muchas ocasiones nos dejamos llevar por los comentarios de los demás, “el que dirán”.   Y nos preguntamos si se nos

verán tan bien esos leggins que a la vecina del spinning parecen habérselos hecho a la medida o si nos veremos tan musculosos en nuestra ropa deportiva como el instructor.

No dudamos en empezar a pedir opiniones o hasta pedir consejos para nuestros entrenamientos y nuestra alimentación.  Pero hay algo muy importante que estamos olvidando.  No todos somos iguales y no todos tenemos el mismo cuerpo, por lo que no podemos realizar las mismas rutinas y esperar los mismos resultados que todos los demás.  Y es justo aquí donde inicia el dilema de las lesiones.

Es importante esforzarse, ya que es justo eso lo que permite que el cuerpo adquiera mayor fuerza, velocidad y resistencia, pero también es fundamental conocer los límites de nuestro cuerpo y saber el momento exacto donde será necesario parar.  Las lesiones en las actividades físicas de alto impacto que nos exigen al máximo son sumamente comunes, mucho más de lo que tu crees.   Hacer caso omiso de una pequeña molestia, puede convertirse en el mayor de tus problemas.

También recuerda que la ropa deportiva no siempre actúa en nuestro favor.  Debes revisar que tu ropa no te estorbe ni pueda ocasionarte un accidente, y que tus tenis tengan la protección adecuada para tus tobillos y rodillas.

Aquí te dejo unos consejos para evitar lesiones sea cual sea la actividad que realices:

1)   CALIENTA: El calentamiento antes de la actividad física es tan esencial como comer.  Entre mayor sea el esfuerzo que pretendes realizar, mayor tiempo debes dedicar a preparar tus músculos y articulaciones para ello. NUNCA LO EVITES!

2)   ESFUERZATE SEGÚN TU CONDICIÓN FÍSICA:  no quieras superar al entrenador cuando llevas unos cuantos meses acudiendo a entrenar, recuerda que el vive de ello y todos los días se ejercita.  Tampoco permitas que te obliguen a terminar si tu cuerpo ya no te lo permite.  Es importante que te esfuerces, pero no que te mates.

3)   ATENCIÓN CON LAS MOLESTIAS:  Si sientes molestias al realizar algún tipo de movimiento, pon atención.  Detente por un segundo y asegúrate que no sea una mala postura, demasiado peso, o más aún, una luxación, torcedura o desgarre.  Lo que es un hecho, si continuas, seguro se convertirá en algo serio.

4)   HIDRATATE:  Tus músculos y tejidos te pedirán hidratarte más y con más frecuencia.  No dude en beber cada vez que puedas.

5)   ESTIRA: Una vez que termines tu actividad, protege tu cuerpo, estira lento y respira profundamente mientras lo haces. Oxigena al máximo tus músculos.  Así evitarás lesiones futuras además de ayudarte a aminorar el dolor al día siguiente.

lesion 2

Recuerda que los más importante es tu salud.  Cuida tu cuerpo para que puedas seguir haciendo lo que tanto te gusta.

About these ads

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

%d bloggers like this: